Convierte tu vieja bicicleta de montaña en una bicicleta de cicloturismo por poco dinero


Actualmente, el cicloturismo es uno de las formas de viajar más seguidas por los amantes del turismo: naturaleza, deporte y sobretodo aventura son las palabras que rodean a este término turístico. Pero este modo de viaje es desconocido para gran parte de los viajeros que buscan una alternativa a los viajes tradicionales y buscan combinar naturaleza, deporte y aventura.

Para ser cicloturista, lo que vas a necesitar es obvio, una bicicleta. Lo más sencillo es comprar directamente una bicicleta que se adapte a esta funcionalidad. Pero para muchas personas, no pueden hacer frente al gasto que supone adquirir una nueva bicicleta, siendo solamente este, el precio de un viaje cicloturístico de 15 días. Además, hay que tener en cuenta, que una parte de la filosofía de este mundo es viajar por poco dinero.
La mayoría de nosotros tiene en la casa de sus padres, trastero, garaje una antigua bicicleta de montaña (muy populares durante la década de los 90) que se encuentra abandonada, podremos darle una segunda vida y utilizarla de herramienta principal para nuestras escapadas.



La bicicleta de arriba, perféctamente puede ser una de las bicicletas que se encuentran criando polvo en vustro garaje, una bicicleta normal pero con unos sencillos ajustes, puede ser ideal para iniciaros a rodar kilómetros en vuestras rutas.

1. Cambiar las cubiertas



Para saber si debes cambiar las cubiertas de tu bicicleta, lo primero que debes de comprender es el medio principal en el que te vas a mover. Es decir, si la ruta de tu viaje se basa principalmente en caminos de montaña y fuera del asfalto, puedes mantener las cubiertas de tu bicicleta. Si deseas cambiarlas por unas nuevas te recomendamos  las Continental Race-King, por su alta resitencia y su bajo precio.




Al contrario, si tus rutas van a transcurrir mayoritariamente por el asfalto, te recomendamos que cambies por una cubierta más lisa y estrecha. El motivo principal para este cambio, se traduce en la pérdida de energía que se produce en las cubiertas para montaña, por lo tanto si cambias por unas lisas y con menos tacos, andarás más por cada pedalada. Pero recuerda, estas no deben de ser totalmente lisas, ya que no podrás rodar con seguridad en pistas forestales y sobre mojado.

Para este tipo de cubiertas, te recomendamos las Michelin Protek Cross 



2. Extensor de potencia (aumentar altura de manillar)



El cicloturismo no es deporte de competición de quien es el más veloz, más rápido subiendo un puerto de montaña, quien baja a mayor velocidad un puerto... El cicloturismo se aleja de toda estas concepciones, la competición será disfrutar del entorno que recorrerás en cada pedalada. Por lo tanto, uno de los aspectos más importantes es la comodidad.
Al rodar decenas de kilómetros a lo largo de muchos días fuera del hogar, hay que tener en cuenta de que debemos de rodar en nuestra bicicleta de una forma cómoda. Los manillares de las mtb por norma general van a provocar que tengamos una posición inclinada, por lo que a través de un extensor de pontencia podremos rodar con una posición más erguida aumentando considerablemente nuestra comodidad sobre las dos ruedas, y creeme, esto es muy importante cuando transcurren los días de nuestras rutas.

Por nuestra parte te recomendamos el extensor de potencia Satori Zoom ZO-10



3. Portabultos y alforjas

Los portabultos y las alforjas nos permiten llevar sobre la bicicleta nuestra ropa, objetos personales, comida, etc. En este apartado hay que tener en cuenta el planteamiento de nuestra ruta, no es lo mismo 3 días de recorrido que un mes,  tenéis que tener en cuenta el modelo de vuestra bicicleta ya que para poder equipar un portabultos, tenéis que saber los puntos de anclaje de vuestras bicicletas, ya que los sistemas son muy distintos en una mtb, una bici híbrida o mtb con doble suspensión. Para esto, os recomendamos visitar un taller especializado para que os aconsejen lo que mejor se adapta a vuestra bicicleta.

El precio suele rondan los 50-70€ evitar comprar los de dudosa calidad, porque si se rompe en medio del camino supone un importante problema.






4. Recapitulamos
  
En definitiva, como has visto a lo largo de esta publicación con el cicloturismo encontrarás una forma diferente de viajar y a un precio no muy elevado. Si dispones de una antigua bicicleta entre todo lo necesario para lanzarte a grandes rutas, tu presupuesto rondarán los 100€, más barato que una nueva bicicleta que si no te engancha esta forma de viajar, habrás invertido cientos de euros para un nuevo trasto que críe polvo. 
¡¡¡A disfrutar del camino!!!




No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.